PESTICIDAS NATURALES: A FAVOR DEL AMBIENTE Y DEL HOMBRE.

Con motivo de la reciente visita de Bárbara Moreno Murillo, investigadora colombiana en sustancias naturales, al Centro Regional de Investigación y Desarrollo de Santa Fe -CERIDE-, su Area de Comunicación Social la entrevistó.
¿Qué estudios ha realizado?
Soy Química de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en productos naturales; he aprobado el Magister y continúo el Doctorado.

¿Cuál es su actividad actual?
Trabajo en el Departamento de Química de la Universidad Nacional desde hace 20 años, y siempre he investigado en ciencias naturales. En esto he estudiado estructuras químicas de acuerdo con las líneas que la Universidad promovía, pero desde 1991 se ha reorientado esta investigación eminentemente aplicada. Los objetivos básicos son los de buscar, en los productos naturales, soluciones a los problemas reales en nuestra comunidad. Entre éstos está el de la contaminación, que se está observando en suelos y aguas, generada por la aplicación indiscriminada de pesticidas de origen sintético y de formulaciones extranjeras. En este proyecto la búsqueda se dirige hacia los recursos naturales -una gran diversidad de plantas- e intelectuales -un profundo conocimiento sobre etnobotánica, recopilado en Colombia- de que disponemos.

Naturalmente, trabaja en equipo.
Sin dudas. En el proyecto que he mencionado colaboran otros investigadores, como la profesora Consuelo Martínez, que me acompaña en este momento, una botánica, un especialista en espectroscopía de resonancia magnética nuclear, y un gran científico chileno, especialista en productos naturales.

¿Qué organismos prestan apoyo a este proyecto?
La Facultad de Ciencias y la Universidad Nacional, y también ha sido presentado a COLCIENCIAS (nuestro "CONICET") para obtener financiación. Ya se ha instalado un laboratorio de bioensayos aplicado a la búsqueda de ciertas propiedades de las plantas como son las insecticidas, repelentes, atrayentes, inhibidoras de crecimiento, donde también se investigan sus principios activos.

¿Qué sectores de la economía se beneficiarían eventualmente?
Siendo Colombia un país eminentemente agrícola, la mayor parte de sus divisas ingresa por productos tales como el café, el algodón y las flores (éste es el segundo rubro de exportaciones). Todos esos cultivos, así como las frutas, con los diversos programas de diversificación que se están desarrollando, se ven afectados a nivel económico por numerosas pestes, ya sean nativas o importadas, las que se combaten con alto consumo de formulaciones de pesticidas que afectan el ambiente. Ante esta grave situación, diferentes sociedades colombianas, como las de Ciencias Químicas y de Entomología, impulsan proyectos para solucionar estos problemas. Así, a través del Manejo Integral de Plagas, y del Control Biológico e Insecticidas Botánicos, se busca racionalizar el uso de los pesticidas.

¿Existe algún respaldo extra-universitario?
Sí, el del "Programa de Ciencia y Tecnología", a través de lo que se denomina la "Misión de Ciencia y Tecnología", creada en 1992 por un conjunto de científicos, académicos y otras personas, quienes han contribuído a promulgar la "ley de Ciencia y Tecnología", que promueve la inversión en investigación que permita una transferencia rápida y accesible, de tecnología sencilla, a agricultores y PyMES. Como consecuencia, el gobierno, COLCIENCIAS mediante, ha aportado una fuerte suma para diversos proyectos que orienten esto que podría enmarcarse en lo que en la Argentina se conoce como el "Programa de Química Fina", en el cual se busca establecer tecnologías que, con inversiones no muy grandes, elaboren farmo y agroquímicos, saborizantes, etc.

En el presente, ¿en qué productos están trabajando ustedes?
Por ejemplo, en el aroma de las frutas tropicales. También se investiga en los invertebrados marinos (corales y esponjas), en plantas de la selva amazónica y en muchos alimentos. Al respecto, se ha desarrollado una leche parcialmente hidrolizada (ya patentada y de pronta comercialización), útil en ni¤os con deficiencia de la enzima lactasa. Como éste hay otros ejemplos de productos que -se está intentando- sean más "naturales", con menos conservantes tóxicos tanto para el hombre como para el medio ambiente.

¿Cuál ha sido el efecto de la vigencia de la ley de C y T?
Ha generado un acercamiento entre Universidad e Industria; la primera, a través de asesorías y de la transferencia de tecnología sencilla, útil, ofrece su ayuda para que la segunda resuelva sus problemas. La industria, a su vez, ha solicitado a la universidad el apoyo para resolver algunas de sus dificultades. En nuestro caso, tenemos contactos con los floricultores, quienes están viendo su producción muy afectada no sólo por insectos sino también por hongos, generados por las condiciones de alta humedad de las regiones de cultivo, típicamente la sabana de Bogotá. La industria que procesa las flores aporta dinero a fin de apoyar un poco la investigación para poder encontrar soluciones, tanto por el lado de los hongos como por el de los pesticidas. En cuanto a estos últimos, como resultado de las regulaciones internacionales que están exigiendo unos niveles máximos de residuos de los los mismos (en alimentos y en flores), hay un gran perjuicio económico pues los productos ya exportados están siendo devueltos al país.

Cuéntenos algo más sobre las plantas.
Informes recientes dan cuenta de la existencia de más de 400 mil especies de plantas en la región tropical. De estas especies, los reportes indican que cerca del 10 % se ha estudiado desde el punto de vista fitoquímico y se conocen sus principios activos y sus componentes en general. Luego, hay un gran potencial de plantas para estudiar y conocer. Pero existe una gran preocupación porque parte de esta riqueza y de esta gran biodiversidad está siendo destruída a causa de una tala indiscriminada de bosques, lo que está llevando a que muchísimas plantas desaparezcan sin siquiera haber sido descriptas como que alguna vez existieron. Esta preocupación ha hecho que, también a través de la ley de C y T, se hayan asignado recursos importantes para la investigación de métodos de protección de nuestras áreas; para educar a la gente y hacerle conocer esta riqueza y proteger ésta en un sentido amplio. Igualmente, estamos trabajando en utilizar estas plantas, que nos van a dar sustancias activas, tipo "modelo", con muy buenas propiedades útiles para proteger los cultivos sin destruir las especies de la entomofauna. Así resolveremos nuestros problemas de tipo agronómico con sustancias de origen natural que sean, por ejemplo, biodegradables fácilmente, y que no sean tóxicas a los seres humanos, ni a los mamíferos, ni a otros insectos benéficos. Y no menos importante, deseamos que los cultivos sigan beneficiándonos económicamente.

Por último, ¿en qué otra universidad colombiana se investiga en sustancias naturales?
En la Universidad Industrial de Santander se está trabajando en aceites esenciales aplicables en perfumería, productos muy bien cotizados en los mercados europeo y norteamericano.
COLCIENCIAS y la citada universidad impulsan un proyecto para conocer más sobre nuestras plantas y hacer una explotación racional de las mismas.

(C) CERIDE